Los tres saberes: Ser, Saber, Hacer

Los tres saberes: Ser, Saber, Hacer

En nuestra continua búsqueda del desarrollo personal y crecimiento personal, nos encontramos con la necesidad de fomentar un conocimiento integral que nos permita destacar en un mundo competitivo. Para nosotros, los profesionales de hoy, es crucial comprender que el éxito no se mide únicamente en la acumulación de información, sino también en la práctica efectiva de nuestras habilidades prácticas y en la constante evolución de nuestras competencias fundamentales.

La integración del autoconocimiento, junto con la habilidad de hacer y saber, forma el trípode que sostiene una carrera profesional robusta y adaptativa. En este artículo abordaremos cómo el equilibrio de los tres saberes – Ser, Saber y Hacer – representa la base de una educación y desarrollo profesional que responde a las exigencias de un contexto global en constante cambio.

La Importancia del Equilibrio en los Tres Saberes para el Desarrollo Profesional

En la era de la globalización, la actualización constante es crucial en todas las áreas del saber. Cada día nos enfrentamos a desafíos cambiantes que no solo requieren de un conocimiento sólido, sino también de la habilidad de aplicar dicho conocimiento en escenarios reales y de gestionar nuestras emociones frente a dichos retos. Este desafío nos invita a buscar un equilibrio personal que respalde nuestro desarrollo personal y profesional.

La Evolución de las Competencias en la Sociedad Actual

Observamos que la sociedad demanda no sólo profesionales altamente cualificados en términos de conocimiento técnico, sino también individuos con una formación integral que les capacite para abordar y adaptarse a un entorno laboral en constante transformación. Las competencias fundamentales hoy en día van más allá del mero aprendizaje académico; implican la aplicación práctica de habilidades en contextos complejos y cambiantes.

El Impacto de la Formación Integral en el Ámbito Laboral

Una formación integral permite que el profesional no solo acumule información, sino que también desarrolle la capacidad de transformar esa información en acciones concretas y efectivas en su trabajo diario. Estamos convencidos de que la educación debe orientarse hacia la preparación de personas capaces de asumir con responsabilidad su rol en la sociedad y que puedan contribuir significativamente al avance económico y social.

Conexión entre Educación y Productividad a través de Saber, Hacer y Ser

Finalmente, una sólida conexión entre la educación y el ámbito productivo puede lograrse cuando entendemos y potenciamos la relación entre el saber teórico (Saber), la aplicación práctica de ese conocimiento (Hacer) y el desarrollo de habilidades emocionales y sociales (Ser). Este trinomio es la clave para alcanzar el éxito no solo a nivel personal, sino también colectivo, y es esencial para garantizar la pertinencia y la competitividad en el mundo laboral actual.

Conexión entre Educación y Productividad a través de Saber, Hacer y SerLos tres saberes: Ser, Saber, Hacer

Como agentes del cambio, reconocemos la trascendencia del autoconocimiento y la formación integral en nuestras vidas profesionales. Los tres saberes – Ser, Saber y Hacer – constituyen piedras angulares en la construcción de una trayectoria laboral exitosa, que no solo refleje conocimiento integral, sino que demuestre habilidades prácticas aplicadas y un equilibrio personal sostenible.

Enfocamos nuestra atención en:

  1. Saber: la absorción y actualización constante de información teórica y práctica es crítica en nuestro crecimiento. La inversión en conocimientos representativos del mundo dinámico en el que vivimos, fortalece nuestras bases y nos prepara para enfrentar los retos venideros.
  2. Saber Hacer: más allá de retener información, nuestra efectividad se mide en la capacidad de aplicar aprendizajes de manera concreta y exitosa en las actividades diarias. La experiencia adquirida y la mejora continúa en nuestras prácticas laborales refuerzan nuestra competencia y calidad profesional.
  3. Saber Ser: las cualidades que definen nuestro carácter y la habilidad de gestionar emociones en la interacción social, constituyen el Saber Ser. En nuestra mano está el fomentar la empatía y la integridad que nos permitan construir relaciones profesionales y personales significativas y duraderas.

Estos ‘tres saberes’ no operan de manera aislada; por el contrario, su interacción constante es lo que nos habilita para adaptarnos y prosperar en contextos multidimensionales. La excelencia no solo profesional, sino humana, reside en la armonía y la continua interconexión de estos componentes esenciales.

La Aplicación Práctica de Ser, Saber y Hacer en Diferentes Contextos Profesionales

Ante la diversidad de retos que enfrentamos en el día a día profesional, nosotros, como agentes de cambio y promotores de competencias fundamentales, reconocemos que la manera de aplicar los tres saberes – Ser, Saber y Hacer – es determinante para el crecimiento personal y la contribución efectiva en cualquier ámbito laboral. Nos comprometemos a convertir la teoría en práctica de una manera que optimice tanto nuestro potencial como el de aquellos con quienes colaboramos.

Saber: Conocimiento y Actualización Constante

Entendemos que el Saber no se limita a la adquisición de conocimientos, sino que abarca su actualización permanente ante nuevos avances. Por esta razón, nos esforzamos por mantenernos al corriente de las últimas tendencias, tecnologías y metodologías que nos permitan enfrentar los desafíos propios de los tiempos actuales, lo cual es esencial para asegurar un desempeño laboral relevante y de vanguardia.

Saber Hacer: Integración de la Experiencia y la Calidad en el Desempeño

El Saber Hacer refleja nuestra capacidad para transformar conocimientos en acciones específicas y de alto valor. Este saber se enriquece con cada nueva experiencia, consolidando la calidad y eficacia en cada una de nuestras acciones. La aplicación de buenas prácticas y métodos de trabajo efectivos no solo manifiesta nuestra competencia, sino que también contribuye a la excelencia del entorno profesional en el que nos desenvolvemos.

Saber Ser: Desarrollo Emocional y Habilidades Sociales

Por último, pero no menos importante, el Saber Ser engloba el conjunto de habilidades emocionales y sociales que definen nuestra interacción con otros y nos facilitan la navegación por los complejos paisajes de las relaciones humanas. Nos centraremos en el desarrollo emocional, la empatía y la comunicación asertiva para cultivar ambientes de trabajo saludables y resilientes, donde la colaboración y el respeto mutuo sean la norma.

Artículos Relacionados…

Metodos Comprobados para Reducir el Estres en la Oficina

Metodos Comprobados para Reducir el Estres en la Oficina

El 80% de los trabajadores sienten estrés en su trabajo. Casi la mitad busca técnicas efectivas para disminuir el estrés en el trabajo. Es vital encontrar estrategias para reducir el estrés laboral. Esto mejora la productividad y cuida nuestra salud mental y física....

leer más
Como Superar el Miedo: Tecnicas para la Vida Cotidiana

Como Superar el Miedo: Tecnicas para la Vida Cotidiana

La Asociación Americana de Psicología indica que un 12% de las personas tendrán un trastorno de ansiedad. Esto a menudo viene del miedo. Ahora, con la pandemia de COVID-19, manejar el miedo es crucial. Por eso, es vital compartir formas efectivas para vencer el miedo....

leer más