Tu cuerpo lo sabe , Coherencia entre emociones y corporalidad

Tu cuerpo lo sabe , Coherencia entre emociones y corporalidad

Nuestra comunicación va más allá de las palabras que pronunciamos; es un reflejo del bienestar integral que nos esforzamos por alcanzar. El cómo gestionamos nuestra postura y gestos influye directamente en la armonía emocional que irradiamos, impactando nuestra salud emocional y física de manera significativa. Por tanto, la terapia corporal emocional y la integración cuerpo-mente no son solo conceptos a explorar, sino prácticas esenciales para lograr esa sincronización que ansiamos entre lo que sentimos y cómo nos expresamos.

En nuestra relación con los demás, son los pequeños detalles como el brillo en nuestra mirada, la calidez de un apretón de manos, o la postura que adoptamos al conversar, los que pueden transmitir confianza o, inadvertidamente, sembrar dudas. Por ello, nos sumergimos en la tarea de descifrar y afinar nuestro lenguaje corporal como el espejo de nuestra vida emocional, comprometiéndonos a una comunicación más auténtica y efectiva.

La importancia de la comunicación no verbal

Nuestra habilidad para comunicarnos trasciende lo meramente verbal; en el tejido complejo de nuestras interacciones diarias, la conexión mente-cuerpo juega un rol protagónico, manifestándose en un lenguaje que es a menudo más elocuente que las palabras. Nos referimos al lenguaje corporal, esa herramienta poderosa que, utilizada con comunicación efectiva, puede ser la llave para abrir puertas en la interacción social. Abordemos ahora cómo este lenguaje influye en nuestras relaciones y lo vital que es comprender su simbiosis con la comunicación verbal.

Relación entre el lenguaje corporal y la comunicación efectiva

En nuestra odisea comunicativa, alrededor del 80% de lo que expresamos se vehicula a través de un extenso repertorio no verbal. Los gestos fugaces, la firmaza de un apretón de manos, el danzar de nuestras cejas al enfatizar un punto, todos ellos son mensajeros de nuestra gestualidad y conexión emocional. La consecuencia directa de una buena práctica en este campo es una comunicación efectiva, la cual fomenta tanto la coherencia emocional como la congruencia entre lo dicho y lo mostrado.

Interpretación y manejo del lenguaje corporalEl impacto del lenguaje corporal en las relaciones sociales

Como seres intrínsecamente sociales, cada uno de nuestros movimientos y expresiones es un espejo de nuestro estado de ánimo, que afecta, para bien o para mal, la forma en que otros interpretan nuestras intenciones. Una sonrisa genuina, el contacto visual que demuestra atención, la postura abierta que invita al diálogo, son aspectos del lenguaje corporal que facilitan una interacción social armónica y profundamente humana.

La incongruencia entre lo verbal y lo corporal

Aun así, debemos estar alertas a la incongruencia comunicacional que se gesta cuando nuestras palabras navegan en una dirección, mientras nuestro cuerpo señala hacia otra. Esta discrepancia es notoria para el observador atento y puede sembrar dudas o desconfianza en el mensaje que intentamos transmitir. Es por ello que, al comunicarnos, nos esforzamos en alinear nuestro discurso verbal con el lenguaje de nuestro cuerpo, reforzando así la autenticidad y confiabilidad de nuestras interacciones.

Interpretación y manejo del lenguaje corporal

En esta sección, nos enfocamos en cómo nuestros gestos y posturas transmiten un mensaje más allá de las palabras. Nos sumergiremos en las técnicas de comunicación que resaltan una comunicación no verbal efectiva y exploraremos los movimientos que debemos evitar para no caer en una comunicación no verbal inadecuada. También compartiremos estrategias para reflejar esa seguridad corporal y confianza que resultan tan determinantes en el ámbito personal y profesional.

Claves para una comunicación corporal efectiva

Para transmitir un mensaje claro y potente, debemos comenzar con un saludo cordial; un apretón de manos debe ser firme pero no dominante, acompañado de una sonrisa genuina y contacto visual. Este es el primer paso para construir una base sólida de confianza. La postura también es reveladora; al adoptar una actitud abierta, indicamos disposición y receptividad. Utilizar la técnica del espejo nos permite crear empatía, reflejando sutilmente los movimientos y la expresión corporal de nuestro interlocutor.

Gestos y movimientos que debemos evitar

  • Brazos cruzados: sugieren defensividad y falta de apertura a lo que nos está transmitiendo el otro.
  • Manos en los bolsillos: pueden comunicar desinterés o nerviosismo.
  • Movimientos nerviosos: como jugar con objetos o temblar las piernas, transmiten ansiedad, distrayendo al receptor del mensaje que deseamos enviar.

Estos son ejemplos de gestos negativos que debemos eludir para no socavar la comunicación.

Estrategias para reflejar seguridad y confianza

El autocontrol es fundamental para gestionar adecuadamente nuestro lenguaje corporal y transmitir seguridad. En momentos de tensión, es útil realizar pausas conscientes, practicar respiraciones profundas y estiramientos que nos ayuden a centrarnos y a mantener una presencia segura y confiable. Estas acciones no solo nos benefician a nivel interno, sino que también proyectan hacia los demás la imagen de una persona compuesta y en control de la situación.

Trabajemos en estar conscientes de nuestra comunicación no verbal y ejercitemos nuestra capacidad de reflejar genuinamente lo que somos, lo que sentimos y lo que pretendemos comunicar.

El reflejo de las emociones en nuestro cuerpoEl reflejo de las emociones en nuestro cuerpo

Nuestro cuerpo no miente; es el espejo de nuestras emociones colectivas y personales. Involuntariamente, es un narrador fiel que, a través del lenguaje del cuerpo, divulga nuestro estado interno. Ya sea en la calidez de una sonrisa o en la frialdad de una mirada esquiva, nuestro estado emocional se manifiesta claramente. Somos receptores diarios de una infinidad de señales no verbales que, si aprendemos a decodificarlas y gestionarlas con destreza, obtendremos una mayor empatía y entendimiento mutuo en nuestras interacciones.

Al reconocer y comprender adecuadamente los mensajes de nuestro lenguaje del cuerpo, no solo nos convertimos en mejores comunicadores, sino que también promovemos una sincronía que favorece acuerdos y fortalece relaciones. Atender a este aspecto de la comunicación es esencial en contextos como las negociaciones, las entrevistas laborales y las interacciones cotidianas, donde una postura abierta y gestos amigables pueden marcar la diferencia entre el éxito y la incomprensión.

Somos arquitectos de nuestra propia condición emocional, y, sin duda, nuestra corporalidad es parte fundamental de esa construcción. Asumamos con responsabilidad el poder de nuestra comunicación no verbal, alimentando la coherencia y la congruencia entre lo que sentimos y la manera en que lo expresamos. Así, nuestras relaciones y nuestros objetivos se verán enriquecidos por la autenticidad y la claridad que nos permite nuestro propio cuerpo.

Artículos Relacionados…

Metodos Comprobados para Reducir el Estres en la Oficina

Metodos Comprobados para Reducir el Estres en la Oficina

El 80% de los trabajadores sienten estrés en su trabajo. Casi la mitad busca técnicas efectivas para disminuir el estrés en el trabajo. Es vital encontrar estrategias para reducir el estrés laboral. Esto mejora la productividad y cuida nuestra salud mental y física....

leer más
Como Superar el Miedo: Tecnicas para la Vida Cotidiana

Como Superar el Miedo: Tecnicas para la Vida Cotidiana

La Asociación Americana de Psicología indica que un 12% de las personas tendrán un trastorno de ansiedad. Esto a menudo viene del miedo. Ahora, con la pandemia de COVID-19, manejar el miedo es crucial. Por eso, es vital compartir formas efectivas para vencer el miedo....

leer más